JÓVENES - REPUDIO A LA VIOLENCIA ESTATAL

REPUDIO A LA VIOLENCIA ESTATAL QUE NUEVAMENTE COBRA LA VIDA DE ADOLESCENTES EN CÓRDOBA.

Desde el Colectivo cordobés por los Derechos de Niños Niñas y Adolescentes, Red de Participación Social (SEHAS, CECOPAL y SERVIPROH), Colectivo Nacional de Derechos de Infancias y Adolescencias, Forum Infancias Córdoba, queremos expresar nuestra INDIGNACION y REPUDIO por un nuevo homicidio a manos de las fuerzas policiales del Estado de la provincia de Córdoba, al quitar la vida a otro adolescente, Valentino Blas Correas de 17 años.

En una provincia que cuenta con 22.000 efectivos policiales, en la que se invierten millones del presupuesto provincial, no se puede encontrar justificación ninguna para que los cabos primeros Lucas Gómez (35) y Javier Alarcón (31) sin motivo de repeler ninguna agresión, hayan extraído y hecho uso de sus armas reglamentarias para disparar contra el automóvil en el que se conducían 4 jóvenes, por el solo hecho de no detenerse en un control.

No se trata de ningún exceso, se trata de una práctica consuetudinaria estatal que desprecia la vida de los adolescentes y jóvenes, que los estereotipa como peligrosos. No podemos seguir naturalizando las situaciones de abuso e  interacción violenta de las fuerzas de seguridad con algunos sectores sociales y específicamente con los jóvenes.

Recordamos que el rol de toda fuerza de seguridad  estatal,  no puede estar apartado de los principios democráticos, y de tener en cuenta en su accionar como uno de sus objetivos primordiales resguardar la integridad física y los derechos de todas y todos los ciudadanos y ciudadanas.

En una provincia donde se  avanza en la  promoción y consolidación del Sistema de Protección Integral de Derechos de Niños niñas y adolescentes, la reglamentación de la ley del abogado del niño, y la creación de Consejos de participación de adolescentes, para que sus voces sean efectivamente escuchadas ,las fuerzas policiales, actúan respecto de esos adolescentes con violencia, afectando sus derechos esenciales, en un actuar que aparece como si no fueran parte del mismo estado provincial, que intenta avanzar en el  Paradigma de la protección de derechos de niños y jóvenes; o lo que es peor, siendo parte de un Estado esquizofrénico que usa dos varas para relacionarse con los niños.

La repetición de estos hechos no solo en Córdoba sino también en gran parte del país, habla de una modalidad de intervención que tiene el Estado cuando se relaciona con los adolescentes y jóvenes. Si  esto no es modificado o sancionado, habla también de complicidades de otros poderes del Estado u organismos que deberían controlar el correcto accionar de las fuerzas policiales en las calles, máxime si se trata de la vida de niños y adolescentes que tienen un status jurídico especial ante nuestra ley y del cual el Estado (con todos sus poderes) es el primer garante.

A 30 años de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, 15 años de la Ley Nacional 26061 de Protección de derechos de niñas y niños y 9 años de la ley provincial, que reconocen a todos los niños y adolescentes como sujetos de derechos que deben ser garantizados por todo el Estado,, consideramos que ya es hora y urgente,  que se establezcan Acuerdos de actuación entre los Organismos de Protección de Derechos provinciales, el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Seguridad  para que los principios del enfoque de derechos de niños, niñas  y adolescentes penetren en la fuerza policial  y se pueda poner fin a las prácticas de hostigamiento y persecución permanente que sufre gran parte de la población juvenil en nuestra ciudad y provincia y no se continúen sosteniendo paralelamente 2 paradigmas opuestos, el Paradigma respetuosos de los derechos de niños niñas y adolescentes, y el Paradigma represivo que considera que la vida y derechos de los jóvenes pueden ser avasallados impunemente.