MIGRANTES - ACNUR

La trágica imagen de un padre y su hija ahogados exige que se adopten medidas de prevención

26 de junio de 2019

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, expresa su profunda conmoción al ver la desgarradora imagen de los cuerpos ahogados de Óscar Alberto Martínez Ramírez y de su hija Valeria, de 23 meses de edad, procedentes de El Salvador, que fueron arrastrados a las orillas del Río Bravo.

Aunque los detalles siguen siendo inciertos, lo que está claro es que las circunstancias que llevaron a esta tragedia son inaceptables. Menos de cuatro años después de que el mundo fuera testigo de cómo el cuerpo sin vida de un niño refugiado sirio, Alan Kurdi, fue arrastrado a las costas del Mediterráneo, nos enfrentamos una vez más a las impactantes imágenes de personas que mueren durante sus peligrosos viajes a través de las fronteras.

“Las muertes de Óscar y Valeria representan un fracaso en la respuesta a la violencia y la desesperación que empujan a las personas a emprender viajes peligrosos en busca de una vida digna y segura”, dijo Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. “Esto se complica por la ausencia de vías seguras para que las personas busquen protección, dejándolas sin otra opción que arriesgar sus vidas”.

ACNUR sigue pidiendo a todos los países de la región que tomen medidas inmediatas y coordinadas para evitar que sigan ocurriendo tragedias como esta. ACNUR también ha ofrecido propuestas sobre formas de mejorar y fortalecer el trato de los solicitantes de asilo en los Estados Unidos, incluyendo las condiciones de detención. Seguimos dispuestos a apoyar a todos los gobiernos de la región para garantizar que cualquier persona que necesite protección internacional la reciba sin demora y sin impedimento.

 

Para más información sobre este tema, por favor contactar:

En Washington: Sibylla Brodzinsky

 

[email protected]